3 consejos para elegir una caja fuerte o armario blindado

Ya seas particular o empresario hay varias cuestiones que debes plantearte antes de adquirir una caja fuerte si de verdad quieres hacer una compra inteligente. Si realizas una elección errónea puedes perder dinero y exponer aquellos objetos que desees proteger, por lo que debes leer atentamente estos consejos para escoger el modelo que realmente se adapte a tus necesidades.

 

Te recomendamos que, antes de realizar tu compra, te hagas estas tres preguntas:

  caja fuerte de empotrar arfe

1-      ¿Qué quiero proteger? No es lo mismo buscar una caja fuerte para guardar dinero que  documentos, joyas o soportes informáticos. Cada objeto necesita un compartimento de seguridad diferente.

 

2-      ¿De qué lo quiero proteger? Las cajas fuertes no solo sirven para proteger objetos del robo. Hay quien las adquiere para garantizar la seguridad de sus pertenencias frente al fuego. También en este caso, si los objetos son soportes sensibles, hay que elegir una caja fuerte concreta.

 

3-      ¿Qué caja necesito? Una mala elección depende, en muchos casos, de un escaso conocimiento de la oferta existente. Y es que pocas personas saben realmente qué productos hay a su disposición en el mercado. Las tradicionales cajas fuertes protegen los bienes contra el robo y pueden tener o no nivel de seguridad. Para diferenciarlas debes saber que aquellas que tienen nivel de seguridad llevan en su interior una placa en la que aparecen identificados el ente certificador (LGAI/APPLUS/LOM), el número de certificación de producto, la norma de ensayo (UNE EN 1143-1 Norma Europea), el nivel de seguridad de la caja fuerte (que oscila de 0 a VI), el peso y el año de fabricación. Ejemplos de este tipo son las cajas fuertes ARFE y también los compartimentos de seguridad que ponen a disposición de sus clientes las prestigiosas marcas BTV, Dragosanz y Chubb de Fichet.

 

También existe la posibilidad de adquirir armarios blindados de seguridad, perfectos para guardar objetos de valor, documentación y soportes sensibles y, así, protegerlos contra el robo. Tienen mayores dimensiones que las cajas fuertes, por lo que resultan adecuados para bienes de grandes dimensiones, pero no protegen contra el fuego.

 

Finalmente, para proteger documentación y soportes sensibles contra el fuego lo más recomendable es elegir los armarios ignífugos de seguridad. Debe escogerse un modelo homologado según una norma de ensayo que debe aparecer indicada en el interior junto con el organismo certificador, el número de certificación de producto, el  tiempo de resistencia ignífugo, el  peso y el año de fabricación. No obstante, hay que tener en cuenta que estos sistemas no protegen contra el robo.