Aspectos básicos de una Inspección Técnica de Edificios

inspeccion tecnica de edificios en madrid¿Sabes lo que supone una Inspección Técnica de Edificios en Madrid? Se trata de un procedimiento que busca asegurarse que todos los inmuebles cumplan con la normativa vigente en diferentes aspectos. En el caso de viviendas o locales que se encuentren dentro de una comunidad de propietarios, el deber de llevarla a cabo corresponderá a la propia comunidad.

Pero, ¿en qué consiste básicamente? Se tratará de una inspección a fondo que trate de determinar el estado de conservación de un inmueble, así como el total cumplimiento de la normativa urbanística vigente en este aspecto. En este aspecto, es importante remarcar que afectará a absolutamente todos los edificios y construcciones, independientemente de la utilización o destino que se le dé.

La Inspección Técnica de Edificios en Madrid tendrá que llevarse a cabo dentro del año siguiente a aquel en el que el inmueble haya cumplido 40 desde su finalización o desde la conclusión del procedimiento de rehabilitación integral. Una vez superado el primer examen, se tendrá que repetir al año siguiente desde que se cumplan diez del mismo.

Entonces, ¿quién tiene que realizar esta inspección? Los encargados serán aquellos propietarios, ya sean personas físicas o jurídicas, que figuren como titulares de los propios edificios. Será su obligación, por tanto, cumplir toda la normativa vigente en lo que se refiere a la conservación de inmuebles. Como hemos mencionado anteriormente, la comunidad de propietarios será la encargada de hacerlo en el caso que sea un inmueble de viviendas.

Lógicamente, tener que realizar un examen técnico de inmuebles en Madrid es obligatorio por muchas razones. La principal no es otra que mantener las condiciones adecuadas en aspectos tan importantes para todos como la seguridad, salubridad o habitabilidad.

Se trata, por tanto, de una medida de control por parte de las administraciones, pudiendo estar al tanto de todo tipo de deficiencias en los inmuebles que pudieran resultar peligrosas. Además, también permitirá poner en marcha todas las medidas y actuaciones posibles para solventarlas.

Para terminar, es importante tener claro los aspectos que se revisarán durante este examen. Básicamente serán las condiciones de seguridad (estabilidad, consolidación, estructural o estanqueidad), de salubridad, el análisis del cumplimiento de deberes de uso y dotación de servicios o las obras y trabajos de conservación que sean necesarias para mantener o reponer las condiciones mínimas exigibles.

Habrás comprobado, por tanto, que estamos ante un procedimiento realmente importante y que será beneficioso tanto para nosotros como para nuestros edificios, negocios o viviendas.